Blogia
fiorella jaque pari

Piano

piano
Vi un piano por primera vez en un sueño. Un señor de cabello corto y vestido de negro lo tocaba en la cima de un cerro, de una lomita, de esas que por mi casa abundan demasiado y que ahora, tiempo de navidad, suelen brillar más que nunca. Regresemos al piano. ¿Qué es? Un instrumento de cuerda al parecer, pero según la clasificaciún oficial de teclado. Una vez vi un piano, desarmado y maltrecho, pero por la tv. Podría parecer extraño, pero en ese tiempo todo lo que dentro de ella se movía, parecia real. Real de relidad, y varias veces pasaba por un servicio técnico para ver la prodigiosidad del electricista. Vana fue mi ilusión al averiarse la tv de mi casa. Era mi máquina una de esas monocromáticas, de pantalla pequeña y de pocos canales. Papá la destornillaba y anhelaba ver a Nopo o a el señor del noticiero, pequeños asi como todo el ser de televisión, tan pequeño como se veían los origamis y los micrófonos a através de la pantalla. Maldición. Sólo vi más tornillos, placas de metal con montañas, cuadritos y lentejas. Pero no nos alejemos del piano. El piano llegó a mi vida por una canción. Es posible que hubiera escuchado un piano antes, pero no lo conocía como tal. La canción, fue una de Chopan: Nocturne en D minor. Es hermoso, el sonudtrack de la película El pianista.

Pero siempre anhelaba tocar un piano, tocarlo con la manos y tambien algunas notas musicales, en un escenario y la gente apluadiendo hasta reventarse las yemas de sus dedos. 

Si hablo del piano es porque me acordé del sueño que tuve de niña. Junto al paquete de "cosas por hacer", el tocar el piano se ha convertido en un arcadeoso e inalcanzable SUEÑO.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres